Freidoras de aire….

Si hay algo que está de moda en la cocina, son las freidoras de aire. Estos gadgets han venido para quedarse debido a diferentes características que las hacen cómodas, sanas y eficientes en comparación con los típicos hornos convencionales. Hay cantidad de marcas diferentes, diversos diseños, pueden variar en la temperatura que alcancen, algunas se pueden controlar a través del móvil, y muy importante, la capacidad, que se mide por litros. Después de esta breve introducción, vamos con un poco de historia.

Cómo surgió la freidora de aire?

Según The New York Times, Fred van der Weij, un inventor de los Países Bajos, estaba buscando la forma más eficiente de hacer patatas fritas. Fue así que a principios de los 2000, se le ocurrió inventar la freidora de aire. Las principales razones para hacerlo eran varias, como evitar que las patatas se sumergieran en abundante aceite, y también porque los métodos alternativos tomaban demasiado tiempo, y los resultados no eran los mejores. El principal ejemplo de esto son los hornos de convección, que secaba las patatas.

Como resalta el articulo, Fred van der Weij Tardó 3 años en desarrollar su prototipo y en 2010 fue presentada en la Exposición Internacional de Electrónica (una exposición alemana de productos electrónicos de consumo). Tenia forma de huevo, y combinaba la radiación de corto alcance con un flujo de aire incrementado para que se calentara mejor la superficie de los alimentos. Fue producida por Philips, quien a día de hoy es la dueña de la patente.

“Fue como un santo grial que muchas empresas estaban buscando… para preparar mejores papas fritas”, comentó. “Era evidente que había mucho potencial en tener una manera más fácil de hacerlo con resultados mucho mejores. Pero yo no esperaba que llegara a tener el éxito que tiene ahora”.

Por qué es más saludable que la típica freidora de toda la vida?

La principal razón es la posibilidad de cocinar alimentos casi sin aceite, y esto significa menos grasas y menos calorías en nuestro organismo. Y cuando digo casi es porque hay algunos alimentos que tal vez si necesites rociar con una muy pequeña cantidad. Éstas freidoras nos permiten disfrutar de alimentos crujientes y dorados casi con la misma textura que si estuvieran fritos, pero con la ventaja de no necesitar tanta cantidad de aceite. Las diferentes marcas de freidora estiman que sus productos pueden reducir hasta un 75% el contenido de grasas, haciendo que el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y obesidad sean muchísimo más bajas. Si estás buscando una forma más saludable de cocinar, una freidora de aire es la mejor opción.

Cómo funciona una freidora de aire?

La principal característica es un sistema de circulación de aire caliente por convección a una gran velocidad y con temperaturas de 200ºC, lo que no deja de ser algo muy similar a lo que ocurre en nuestro horno de casa, pero con la gran ventaja que se consigue en mucho menos tiempo, debido al tamaño de la freidora, haciendo también que podamos hablar de un ahorro energético, sobre todo en estos tiempos de subidas de la luz. El calor es producido por una resistencia, y el ventilador es el encargado de distribuir el aire de forma homogénea. En realidad, no deberíamos llamarlas freidoras, ya que en ningún momento se produce una «fritura», pero supongo que es un muy buen gancho publicitario😉.